Oh la la... One day in Paris!

martes, julio 15, 2014


Londres, Berlín, Milán, Moscú, Amsterdam, Hamburgo, Lisboa... Por fin París se ha sumado a mis ciudades visitadas! Siempre he esperado la oportunidad para ir ahí y por fin la he tenido!!! El novio de una amiga siempre se entera de ofertas para viajar, y vio que habían billetes de bus a París por 2,5€!! Sí, lo habéis leído bien!! DOS EUROS Y CINCUENTA CÉNTIMOS! IDA Y VUELTA! Y a mi como me encantan todas estas cosas tan espontáneas, no dudé en ir. Y esa oferta tan magnífica era de Megabus. Había oído sobre esta compañía cuando leía cosas sobre Estados Unidos, pero nunca pensé que un chollo así llegaría a Barcelona. Tuvimos suerte y compramos los billetes justo cuando lanzaron la página de España. Solo las primeras plazas son tan baratas. Pero bueno, acabo de meterme en la página y he visto que todavía hay viajes a París por 24€ y a Toulouse por 10€! Osea siguen siendo unos precios super baratos! Si alguien de vosotros quiere ir, os recomiendo que compréis los billetes YA!

Y bueno, hasta París son 15 horas en bus. Muchos de vosotros pensaréis que es un rollazo. Y lo es, pero yo pensaba que lo pasaría peor. Pero en realidad, entre que conoces a gente, duermes, escuchas música... Encima el bus va haciendo paraditas y eso permite descansar un poco, tomar un cafecito, comprar comida, etc. Y el bus en si, no es que sea super lujoso, pero hay cargadores y eso se agradece. Son de esos ingleses, pero también se puede cargar por USB. Los que tengáis iPhone, va perfecto. En fin, a pesar de ser 15 horas, con todo eso el viaje se hace bastante entretenido! A mi me encanta esa emoción que siento cada vez que viajo a algún sitio. Y como más horas, más emoción acumulada!

En París solo estuve un día. Llegué por la mañana y el mismo día por la noche me fui. Muy espontáneo todo! Pero la verdad es que me dio tiempo de visitar bastantes cosas. Empecé por el Arco de Triunfo y los Campos Elíseos. La calle de los Campos Elíseos me ha encantado. Era muy viva! Llena de tiendas y gente. Después fui a ver las tiendas más chic. Me pasé por Céline, Dior, Christian Louboutin... En Céline no pude evitar fangirlear con los bolsos. Me encantan! Espero que algún día me los pueda permitir. Y en la tienda de Christian Louboutin había cola para entrar! Me hizo mucha gracia. Bueno, es que si vas a París y tienes algo de dinero... En realidad, comprarse unos pares de Christian Louboutin es como algo obligatorio. Yo lo único "guay" que pude comprarme en París, fueron los macarons de la panadería "Ladurée". Me costaron dos riñones esos macarons, pero bueno, creo que valió la pena. Ladurée también es algo obligatorio en París. Y ahí sí que había cola! Tardé más de media hora en hacer mi compra. Y al lado de esa zona tan chic estaba la Torre Eiffel. Muy bonita. Pero la verdad es que me la imaginaba mucho más grande.

Después de pasear por esa zona, quedé con mi amiga francesa Delphine! Fue un placer verla otra vez! Me llevó a ver la plaza de la Concordia, después al museo de Louvre y por último, la Catedral de Notre Dame. Muy bonito todo! De camino vimos otras cosas muy bonitas. Puentes, palacios... La verdad es que la arquitectura de París me ha impresionado. Muy extravagante todo. MUY bonito! No me extraña que París se considere como la ciudad más romántica del mundo. Por la noche eso tiene que ser maravilloso. Ojalá yo tuviese novio. 

También nos dio tiempo de tomar un té en una de esas terrazas al puro estilo de París. Muy caro todo, pero fue otra de esas cosas obligatorias de París! Para acabar, me fui a ver el Moulin Rouge y el barrio en el que se encuentra. Aquello ya no era tan chic. Aquello era un barrio lleno de kebabs, supermercados y sex shops. Pero bueno, igualmente me ha gustado verlo! Me encantan esas ciudades tan cosmopolitas que tienen de todo. De esa manera la ciudad se ve más viva y más divertida.

Pues eso, creo que he visto bastantes cosas en París teniendo en cuenta que solo estuve ahí un día! Y lo mejor fue eso de 2,5€! Es que todavía no me lo acabo de creer. Pero así fue! Parece que esos mitos de viajes baratos al final son verdad. En fin, este viaje me ha devuelto la felicidad. Me ha demostrado que los sueños se siguen cumpliendo, y que no hace falta ser rico para que eso pase.

Subscribe