Feel It All: Brussels

domingo, abril 12, 2015


Como gran fan de Tokio Hotel, para mi no era suficiente ir solamente a un concierto de ellos (leer crónica aquí). Necesitaba sentir esa adrenalina que se siente cuando uno está de gira. Siempre había querido ir a Bruselas, y la gira de Tokio Hotel fue una ocasión perfecta para hacerlo.

Aterricé en Bruselas el mismo día del concierto, hacia las 8 de la mañana. Ya de entrada, el aeropuerto era un lío. Yo con mi presupuesto ajustado, pregunté a los de información, cual era la forma más económica para llegar al centro de la ciudad y me dijeron que con el tren. Y eso es mentira, porque el bus cuesta como 5€ menos. Menos mal que hoy en día todo se puede consultar por internet. Y antes de irme de viaje lo consulté todo. En fin, me costó la vida encontrar ese bus, pero al final lo hice y llegué al centro.

En el centro tampoco se entendía nada. Después de unas horas intentando ubicarme, por fin llegué a la Grand Place que es la plaza que más quería ver. Me hice un par de selfies, comí unas patatas fritas por ahí (es típico en Bruselas), seguí andando por la ciudad y por fin llegué al Cirque Royal. El sitio donde se hacía el concierto! Y esta vez me compré también el pack de la prueba de sonido. Siempre había soñado con una prueba de sonido! Ya había estado en la de Pitbull en los MTV EMA 2012 pero estar en la prueba de sonido de mi grupo favorito... Dios mio, sin palabras me quedo. En fin, entramos en la prueba de sonido y creo que eramos unas 30-40 personas! Yo me puse en primera fila, y obviamente, yo siendo como soy, empecé a decirles cosas a los de Tokio Hotel haha. Primero de todo les dije que estaba muy orgullosa de ellos! Y después, que espero que hayan disfrutado del concierto de Barcelona. Y Bill dijo que des de luego que sí. Que por cierto, visteis que en un capítulo de THTV dijeron que Barcelona fue lo más? Madre mía la ilusión que me hizo.

Volviendo al tema, la prueba de sonido eran 4 canciones no completas. Después nos echaron fuera. Esperamos unas horas y ya nos dejaron entrar para el concierto. Acabé en 2a fila igual que en Barcelona. Aunque estaba TAN cansada que después de Invaded (una de mis favoritas), me fui a las gradas a sentarme. Y así pude disfrutar del concierto des de otra perspectiva! Lo bueno de las gradas es que también ves todo el publico y el ambiente en general. Y bueno, qué decir de ese concierto? Fue genial. Además la iluminación y todo eso, estaba mejor que en el concierto de Barcelona ya que la sala era más grande y supongo que estaban más capacitados. Pero sabéis qué? Me gustó mucho más el concierto de Barcelona. El público cantaba mucho más, los chicos se les veía mucho más felices... Y en general el ambiente de Barcelona fue mucho mejor. Pero igualmente yo estaba muy feliz por haberles visto una vez más en directo. Y además con prueba de sonido!! Y igual que en Barcelona, cuando la gente salió del concierto... Todos estaban hipnotizados de lo genial que fue. Que orgullosa que estoy de ellos!

Después del concierto me fui a la estación para dejar la ciudad... Y bueno, eso fue un percal. Creo que Bruselas es de las ciudades más chungas que jamás he visitado. Muchos borrachos, gente durmiendo en la calle... Nunca había pasado tanto miedo. Ya llevaba días estando bastante estresada. Y encima acabo en una ciudad desconocida, sola, por la noche, sin saber muy bien a donde ir y que hacer. Al final me eché a llorar y todo. En fin, el concierto fue una experiencia genial! Pero lo que es la ciudad en si... No se entendía nada en el aeropuerto, tampoco en el transporte, después me perdí por la ciudad, y después encima paso ese miedo por la noche... Lo siento Bruselas pero esas no eran mis expectativas.

Subscribe