Never say never

miércoles, mayo 20, 2015

Aquí está el outfit que llevé el segundo día de la Bridal Week! Me encantan las fotos, sobre todo porque creo que se nota mucho en mi cara que ya he bajado los quilitos que gané en Letonia e incluso alguno más... Es increíble lo rápido que puede cambiar un cuerpo. Estoy muy orgullosa de mi por todo este cambio. El otro día incluso corrí en la cinta durante 45 minutos! Para mi fue algo increíble ya que cuando empecé en el gimnasio, no podía hacer ni 4 minutos. Me ahogaba. De hecho, hasta ahora, lo máximo que había hecho, eran 25 minutos. Pero no sé que tipo de subidón tuve el otro día, que llegué a los 45! Primero quería llegar a los 30, después a los 35... Después en el teléfono me empezó a sonar "Never Say Never" de Justin Bieber y la letra me inspiró para hacer todavía más. La canción dice que a veces no tenemos más fuerzas para llegar más lejos, pero llega un punto en el que simplemente no hay vuelta atrás. Y creo que yo estoy en ese punto! No hay vuelta atrás para mi. Y aquél día, incluso podía haber corrido más de 45 minutos! Estaba realmente inspirada para hacer lo que sea. Pero tampoco es plan de jugar con la salud. Aunque mi físico haya mejorado, sigo teniendo el peso que tengo. Así que todo tiene que ir poco a poco.

Y con esto de decir que estoy orgullosa de mi misma, algunos lo ven como que me he vuelto más creída después de todo este cambio. Pero para nada es así. De hecho, todo lo contrario. Antes me daba todo igual. Pero ahora me he vuelto más exigente y más perfeccionista. Siempre fui bastante perfeccionista en según que temas, pero nunca con mi físico. Y serlo con mi cuerpo, es un tema nuevo para mi. Y más teniendo en cuenta que me físico está en constante cambio. Un día me veo en el espejo de una manera y al día siguiente quizás me despierto y veo otra cosa completamente distinta. En fin, todo esto de adelgazar es una gran filosofía. Algún día escribiré un libro haha. Y la conclusión de este post, es que nunca digáis nunca!! Yo nunca me pude imaginar que llegaría a correr 45 minutos seguidos... Tampoco me imaginaba que adelgazaría tanto. Pero ha pasado! Así que nada es imposible si le ponéis mucho empeño.

Subscribe